CENTENARIO DEL ORFEÓN DE GRAUS 1914-1918


CENTENARIO DEL ORFEÓN DE GRAUS 1914-1918

El Orfeón de Graus se creó en 1914. Por tanto se cumplen cien años de su existencia. Formaron parte de él más de 100 personas y fue todo un acontecimiento cultural y social para el Graus de la época. En este blog quiero recoger los acontecimientos más señalados de su historia, así como los del que fue su director Manuel Borguñó.

domingo, 22 de octubre de 2017

UN ACTO Y UN SORTEO

12 de octubre de 1917

"En la noche del Pilar tuvo lugar en el Ideal Cinema una solemne conmemoración de la fiesta de Aragón y del aniversario de la inolvidable fecha de la excursión del Orfeón a la capital catalana.

Se celebró un ensayo-concierto, dirigieron la palabra a los orfeonistas los señores Castillón y Borguñó y se cursaron telegramas de gratitud a las corporaciones oficiales de Barcelona.

En un intermedio se verificó el sorteo de los premios que el Orfeón había anunciado como sorteo-regalo.

[...] premios son los siguientes:

  • Una colección de obras de Costa
  • Una máquina de escribir
  • Diferentes obras de otros tantos autores españoles y escritores contemporáneos.
  • Un cuadro al óleo.
  • Un violín antiguo.
  • Una columna artística.
  • Un Secretaire antiguo.
  • Una colección de obras de autores aragoneses.

Al final del sorteo, cuyos números y premios extrajeron dos niños, se escuchó una salva de aplausos."

El Ribagorzano, 26 de octubre de 1917.


miércoles, 13 de septiembre de 2017

FIESTAS 1917

13 y 14 de septiembre de 1917

"Las religiosas han sido este año de mayor brillantez, debido a nuestro Orfeón, que cantó los días 13 y 14 una misa notabilísima y el Himno a San Vicente, compuesto por el maestro Borguñó. Una y otro gustó extraordinariamente al numeroso auditorio que llenaba los templos de la Virgen y de San Miguel. Los sermones a cargo del P. Solano del I.C. de María de Barbastro estuvieron bien.

De las profanas, lo único digno de mencionarse, sin enumerar los bailes en la plaza Mayor y en la Peña, fue la velada teatral del Orfeón, que llenó de bote en bote el teatro."



16 de septiembre 1917

El 16 de septiembre se celebró en Graus una Asamblea del Sindicato Agrícola de Ribagorza. Acudieron a Graus don José Maluquer y Salvador y don Álvaro López Núñez, representantes del Instituto Nacional de Previsión. 

"Esta simpática y laureada entidad, que siempre se identifica con todo lo que significa progreso y engrandecimiento de su pueblo y de su patria chica, no podía desmentir a su corta pero brillante historia y, desde el primer momento de su arribo a Graus de la dignísima Comisión del Instituto Nacional de Previsión, realzó con su cooperación todos los actos realizados en honor de tan ilustres huéspedes.

No podía faltar por consiguiente el notable concierto que en la noche del 16, dedicó la laureada masa coral, dirigida por el gran Borguñó a los distinguidos representantes del mentado Instituto de Madrid.

La sala y galerías del Ideal estaban al principiar el concierto como en las grandes solemnidades. Los señores Consejeros, don Tomás Costa y comisiones del Ayuntamiento y Sindicato, colocáronse en el escenario. 

Con Resurgimiento, principió aquel festival que impresionó a nuestros huéspedes. Terminó después de aplaudir con entusiasmo hermosas composiciones como Oh que buen eco, Hereu Riera, el Himno a Costa, la Salve, Ave verum, y otras con la Jota de Retana, que emocionó a todos.

Por indicaciones del maestro Borguñó, nuestro director ofreció el concierto en nombre del Orfeón a la ilustre comisión, ya que esta entidad triunfal era el alma de nuestra villa y por consiguiente con ella sentía las palpitaciones de toda obra culta y progresiva. El señor Maluquer agradeció esta prueba de cariño del notable Orfeón, encomiando su labor fecunda para la cultura gradense, declarándose un devoto entusiasta de la aplaudida entidad.

El Orfeón tributó una ovación.

El señor López Nuñez hizo presente la impresión que le había producido aquella notabilísima masa coral y se ofreció incondicionalmente para cuando nuestro Orfeón vaya a Madrid. Se repitió la ovación al señor López Núñez.

Don Tomás costa dedicó corteses y galantes frases a las simpáticas señoritas del Orfeón y se declaró consecuente enamorado del Orfeón que significaba cultura, progreso, civilización y engrandecimiento de nuestra amada villa. Grandes aplausos a nuestro entusiasta paisano y entrañable amigo Tomás Costa le tributó el Orfeón y el público.

Con el Himno del Orfeón, que como el Himno a Costa lo escuchamos todos de pie, terminó aquella fiesta grande y simpática, de gratísimo recuerdo para los dignos homenajeados por nuestro Orfeón. Así se hace, orfeonistas."

El Ribagorzano, 29 de septiembre de 1917

sábado, 8 de abril de 2017

VELADA TEATRAL

8 de abril de 1917

"En la noche de Pascua tuvo lugar en el Ideal Cinema una brillante velada teatral por la compañía del Orfeón.

Entre otras obras se representó la muy aplaudida comedia Zaragüeta, cuyos intérpretes fueron muy aplaudidos por la distinguida concurrencia."

Zaragüeta, comedia en dos actos de Ramos Carrión y Vital Aza

El Ribagorzano, 18 de abril de 1917

sábado, 1 de abril de 2017

"EL TRIUNFO DEL ARTE", EL LIBRO SOBRE EL ORFEÓN

1 de abril de 2017

Un libro inmortaliza la curiosa historia del Orfeón de Graus

La publicación se presentó ayer en el Espacio Pirineos.

La publicación El triunfo del arte. El Orfeón de Graus, 1914-1918 relata la aventura que el músico, pedagogo y compositor Manuel Borguñó inició en la villa ribagorzana en 1914, donde hizo debutar en solo tres meses un orfeón con más de ciento cincuenta voces.

http://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=1054366



El libro ‘El triunfo del arte’ sobre el orfeón de Graus se presenta este viernes

 
El centro Espacio Pirineos de Graus, acoge, este viernes 31 de marzo a las 20 horas, la presentación del monográfico ‘El triunfo del arte. El Orfeón de Graus 1914-1918’, editado por el Ayuntamiento y escrito por Jorge Mur, licenciado en Historia Medieval y técnico de cultura municipal, que repasa la brillante historia de esta formación coral que reunió a más de 150 hombres, mujeres y niños, y que triunfó en sus conciertos de Zaragoza y Barcelona. 

A través de más de un centenar de imágenes y, contando con el apoyo de un buen número de artículos y notas contemporáneas, Mur presenta en el libro la extraordinaria historia de este fenómeno artístico y social, tristemente desarbolado a escasas semanas de su debut en el Teatro Real de Madrid.

El paso del Orfeón de Graus por el panorama musical español de principios del siglo XX. fue fugaz y efímero. En 1914 Graus acogía con entusiasmo la llegada de un excepcional pedagogo y compositor, Manuel Borguñó, que en tan solo tres meses hacía debutar un orfeón con más de ciento cincuenta voces, formado por hombres, mujeres y niños.
 
Periodistas y músicos llegaban al teatro local atraídos por la fama y mérito vocal del coro, que triunfaba en una serie de conciertos ofrecidos en Zaragoza y Barbastro en 1915, y en Barcelona en 1916. La afinación y repertorio del Orfeón, en el que especialmente brillaban el timbre y frescura de sus dos solistas, cautivó a las miles de personas que les escucharon, incluidas eminentes figuras como Tomás Bretón, Apel.les Mestres, Angel Guimerà, Lluis Millet o Mariano de Cavia.

Su autor, Jorge Mur Laencuentra es licenciado en Historia Medieval y técnico de cultura en el ayuntamiento de Graus. ‘El triunfo del arte. El Orfeón de Graus, 1914-1918’ (2017) es el tercer libro del autor tras ‘Graus revisitado. Secuencia gráfica del progreso local’ (2015) y la publicación conjunta de ‘Septembris. Historia y vida cotidiana en Graus entre los siglos XI y XV’ y la ‘Colección Documental de Graus, 1050-1450’ (2003).

La carrera de Jorge Mur como investigador de lo micro contempla igualmente la elaboración de distintos artículos especializados y del catálogo interactivo ‘Lux Ripacurtiae V. La Fiesta’ (2001), así como la coordinación de otros catálogos de la misma serie expositiva.

En la elaboración del libro han colaborado una quincena de archivos y un número muy superior de informantes y prestadores de Aragón, Cataluña y Canarias, regiones por las que quedó dispersa la obra y memorias del Orfeón de Graus y de su creador.

En la presentación del viernes 31 el autor estará acompañado por el alcalde de Graus, José Antonio Lagüens y la diputada provincial de cultura Berta Fernández. El jueves 6 de abril se presentará también en Huesca en el Instituto de Estudios Altoaragoneses.

Radio Huesca.com, 31 de marzo de 2017

martes, 17 de enero de 2017

VELADA TEATRAL

17 de enero de 1917

El cuadro escénico del laureado Orfeón prepara para el día de San Antonio una velada extraordinaria en el elegante coliseo "Ideal Cinema", poniéndose en escena las aplaudidas zarzuelas La leyenda del monje y El día de Reyes.

La leyenda del monje, zarzuela de Ruperto Chapí con libreto de Carlos Arniches y Gonzalo Cantó

El día de Reyes, zarzuela de Manuel Penella con libreto de Manuel Moncayo

El Ribagorzano, 18 de enero de 1917

viernes, 9 de diciembre de 2016

ESCRITO INTERESANTE

Madrid, 10 de diciembre de 1916

Sr. D. Tomás Castillón

Mi distinguido y apreciado amigo. Más que ocupaciones múltiples y urgentes, en las que habría abierto un paréntesis, una dolencia de varios días y el deseo de escribirle con alguna extensión, han demorado mi expresión de sincero reconocimiento por la distinción de Socio honorario del Orfeón de su digna presidencia que han servicio conferirme.

Siempre fue apreciable este honor: pero después del excelente éxito de la excursión del Orfeón gradense a Zaragoza y de su reciente y brillante triunfo en Barcelona, aun se ha avalorado el título indicado.

Al asociarme desde Madrid al solemne banquete que les ofrecieron en la meseta del Tibidabo, hubo de recordar en concisas frases la significación social de los trovadores provenzales y de aludir a la que tienen merecidamente los orfeones en nuestros días.

Queda otro punto por examinar. ¿Son hoy oportunos los cantos populares ante la lucha terrible que ensangrienta y arruina a Europa?

Este problema se ha dilucido admirablemente en las reuniones de poetas y músicos denominadas Eisteddfod, que mantienen vivas costumbres nacionales parecidas a los Juegos florales tolosanos en país de Gales y conste que menciono a Inglaterra como pudiera referirme a Alemania o a cualquier otra nación en guerra si conociese algún hecho análogo.

A la reunión de este año compareció Lloid George, y dijo, entre otras bellas y elevadas consideraciones aquel hijo ilustre del Principado de Gales. "¿Por qué no cantar durante la guerra? ¿Por qué no cantar especialmente en estos momentos?"

"Existe un ave en nuestros campos que puede competir con el mejor de los ruiseñores.

Y le llamamos Y Cymro y canta la alegría y en la tristeza, canta en la prosperidad y también en el infortunio. Canta cuando está ociosa, cuando trabaja, canta al sol y en medio de la tempestad. ¿Por qué no ha de cantar durante la guerra si canta de día y de noche"

(sic) pal por no repetir lo anteriormente diles agrada saber que, mientras ellos mantienen alto el honor de Gales en los campos de batalla de Europa, Asia y África, nosotros hacemos aquí todo lo posible para conservar vivas las instituciones educadoras que han hecho del Principado lo que es y lo que para ellos significa."

Escuchad, además, apreciados orfeonistas, este delicado concepto de aquel estadista: "Cuando el pavoroso conflicto actual termine soplará una ráfaga de materialismo por todo el país. Entonces se pensará principalmente en la producción y en la maquinaria que ella demanda. Es verdad que soy partidario de una gran producción y que he hecho, dijo el hoy Primer Ministro de Inglaterra, cuando ha estado de mi mano para perfeccionar la maquinaria con dicho fin. Mas esto no es todo. Nada hay tan fatal para un pueblo como circunscribir sus miras a la satisfacción de las necesidades materiales del momento. Los sentimientos nacionales, en que el sentimiento no figura para nada son como cardos que crecen en el yermo. Después de la guerra, tendremos necesidad de mejores talleres: pero necesitaremos más que nunca instituciones que elevan las miras populares por encima y más allá de los negocios, tendremos entonces necesidad de que las tradiciones nacionales nos recuerden que no solamente de pan vive el hombre."

Mucho debemos imitar a las naciones neutrales que se preparan a aumentar sus medios de vida; pero también debemos admirar los ejemplos de serenidad que ofrecen todos los pueblos beligerantes.

¡Dios quiera que estas expresiones de aliento repercutan en el animoso pueblo de Costa y que, mientras contribuya al esfuerzo del trabajo nacional que en todos los estados se requiere, exprese ese artístico Orfeón el temple del alma española evidenciado por sus cantares aragoneses!

No solo harán así bien a Graus, sino que también a otras comarcas de la Patria a que lleguen, como expansión grata, estas corrientes de espiritualidad y de hondos afectos.

La prolijidad de esta carta, las consideraciones expuestas en reuniones públicas y en la prensa y la continuada reminiscencia de los servicios del Orfeón al Arte y a la cordialidad social comprueban mejor de lo que ahora pudiera expresar cuánto agradezco el indicado nombramiento de Socio de honor.

Tenga la bondad de transmitir a los demás señores de la acertada Junta, al benemérito Director Sr. Borguñó, al selecto poeta de las canciones ribagorzanas señor Gambón, a cuantos de distinguieron en la memorable excursión a Cataluña y a los demás adheridos al Orfeón de Graus, el expresivo saludo de su afectísimo amigo y consocio que e.s.m.

José Maluquer y Salvador

El Ribagorzano, 22 de diciembre de 1916

lunes, 31 de octubre de 2016

EL CENTRO ARAGONÉS DE BARCELONA

EL CENTRO ARAGONÉS DE BARCELONA Y EL ORFEÓN DE GRAUS

"Con gran satisfacción publicamos la siguiente carta que expresa el verdadero sentir de los afectos y cariños de aquella patriótica Casa hacia nuestro Orfeón.

1º de Noviembre de 1916

Sr. D. Marcelino Gambón, Graus.

Por mí y en representación de este Centro cuya presidencia estimo como altísimo e inmerecido honor, contesto a su carta aprecia del 20 de octubre último.

Yo acepto, reconocido, sus palabras de cariño para nosotros, y sus elogios a la casa de Aragón, que es de todos por igual, y devuelvo, centuplicados, esos afectos hacia los gradenses todos, tan dignos de ser queridos por su hidalguía y por el noble desinterés con que tan gallardamente laboran por el progreso de esa ciudad, amada del inmortal Costa.

Ninguna gratitud nos debe Graus: fuimos nosotros, por el contrario, los honrados con la visita del notabilísimo Orfeón que tan brillantemente demostró como Aragón no marcha a remolque, antes bien vive incorporado culturalmente a las capitales más progresivas de la Nación. Somos nosotros los obligados, y quienes debemos eterna gratitud a ustedes que tan alto han puesto en Barcelona el nombre de Aragón, enalteciendo y afirmando sus prestigios.

El Centro Aragonés lo sabe, y porque así lo aprecia, en imparcial juicio, no olvidará jamás el viaje del laureado Orfeón a esta gran urbe catalana.

Y ruego a usted que, con la expresión sincera de mi personal reconocimiento, el de las Juntas directiva y consultiva, y de todo el Centro, se digne saludar al Orfeón, al que admiramos y queremos de veras, y una vez más se reitera de usted muy afectísimo amigo y s.s.q.b.s.m.

Pascual Sayos, Presidente."

El Ribagorzano, 22 de noviembre de 2016